EUROTRIP: 24 Horas en Edimburgo

1

Hace unos meses tuve la excelente oportunidad de irme de intercambio. Dejé mis cursos en la Universidad del Pacífico para tomar algunos otros (como Celebrity Culture!) en Newcastle. Y fue durante ese periodo que utilicé todos mis ahorros y mis ganas de ver el mundo para descubrir un poco más del viejo continente. La mejor experiencia de mi vida.

Cuando uno piensa en visitar el Reino Unido, lo primero que se nos viene a la mente es Londres, evidentemente. Pero al norte de éste Estado conjunto encontramos a Edimburgo en Escocia. Suena un poquito lejos, es más está tan lejos que para algunos no está ni en su bucketlist de viajes. Pero para mí era un destino obligatorio desde que comencé mi recorrido por Europa. Había algo que me llamaba a conocer primero el Reino Unido, así que decidí empezar del norte hacia abajo.

La primera vez que fui, solo estuve 24 horas, y sí, fui más de una vez porque me enamoré de la ciudad. Llegué un viernes a las 7 am después de un tomar un bus por cuatro horas y me fui un sábado a la misma hora rumbo a mi siguiente aventura. Si bien es una ciudad chiquitita tiene muchísimo por ver entre sus calles góticas súper empinadas, los puentes que las unen y las muchísimas escaleras que tienes que subir o bajar.

7am – Llegué a la estación de Waverly muy cerca al centro de la ciudad. Para mi suerte en el Reino Unido los pubs y cafés abren desde las 6:30am, a diferencia de muchos países del resto de Europa. Fui al Omni-Centre, un mall chiquito para ir a sentarme en uno de los miles de pubs que encuentras para un desayuno propio de la ciudad. Si bien me pedí un café con bagels rellenos de nutella y queso crema, es divertido sentir la onda inglesa al ver gente desayunando con una cerveza.

8:30am – Hora de comenzar el recorrido. Comencé por lo más común y más turístico, Scott Monument en el centro de la ciudad y en medio de los Princess’ Gardens. Este es un monumento construido en honor al autor escocés Walter Scott, que tiene un estilo gótico y que desde la punta en su mirador ofrece una vista de 360 grados para ver toda la ciudad. Importante saber es que son 400 escalones aproximadamente para subir, créanme que parece poquito pero se termina muerto.

Cerca de este monumento, en uno de los extremos de los jardines, también encontramos la galería nacional con exposiciones de pintores de la altura de Van Gogh y Monet. Es una buena parada porque la mayoría de museos en Inglaterra y Escocia son gratis y tienen muy buenas exhibiciones a parte de la colección permanente. Y el arte siempre es un placer.

11:30am – Después de Caminar por los jardines y por la ciudad, es hora de encumbra hacia el Castillo de Edimburgo. Aquí es que se debe comenzar a subir las miles y miles de escaleras para llegar de manera rápida, a menos que la hagas un poquito mas larga y te vayas por las calles menos empinadas.

El castillo queda en la cima de una colina dando el inicio al Royal Mile, una calle llena de museos, tiendas, ilusiones y “experiencias” como las del whisky. Entrar al castillo es un poco caro, pero vale totalmente la pena. Desde la entrada del castillo tienes la vista hacia el centro de la ciudad y hacia “Old Town” que es una parte característica y super hipster, llena de tiendas, bares y restaurantes.

1:30pm – No hay cosa más bonita que almorzar en uno de los pubs cerca al Royal Mile. Yo fui a Deacon Brodies Tavern para comer salmón a la parrilla con papas fritas. Una recomendación es pedir un whisky dado que están en la capital del Whisky con un museo dedicado a este a tan solo una cuadra.

4pm – Guarda un poquito de espacio para el postre y después de caminar por el Old Town de Edimburgo anda a tomar un café y una torta vegana de chocolate y plátano en el café más conocido de todo Escocia, The Elephant House. Este es para los fans de Harry Potter ya que aquí J.K. Rowling escribió parte del primer libro!!! No hay wifi porque se intenta que la gente sociabilice, así que no esperes poner un Snapchat con filtro de este café.

5pm – La siguiente parada es ir a Calton Hill, una colina en el lado opuesto de Edimburgo con muchos monumentos y con una vista impresionante de la ciudad. Aquí encontrarás al observatorio más antiguo del Reino Unido y un montón de spots perfectos para tomarte mas de mil y un fotos.

6:30pm – Bajando de la colina puedes tomar varios caminos, pero el mas interesante es aquel que te lleva al Palacio de Holyrood, un hermoso palacio al pie de Arthur’s Seat, la montaña más alta de Edimburgo. Puedes entrar y caminar dentro de este hermoso palacio, o apreciarlo desde fuera y comenzar tu ascenso a esta montaña. Después de una hora de caminata aproximadamente llegas a la cima para uno de los más increíbles sunsets que vas a ver en tu vida. No hay comparación, tienes la vista de la ciudad para un lado, mientras que del otro lado puedes ver la playa con el Mar del Norte.

9pm – Para terminar un día de paseo perfecto, es una parada necesaria cualquiera de los pubs en el Old Town, aquí se encuentran la mayoría de hostales y bares de la ciudad donde sirven comida hasta las 11 pm y donde te puedes divertir con locales y turistas de la ciudad.

Edimburgo es una ciudad para ver con calma, no se apuren, diviértanse y disfruten. Es única.

COMPARTIR
Artículo anteriorLeonardo Di Caprio está dando de qué hablar
Artículo siguienteVida sana: El primer paso
Quiero ver el mundo y contar mis aventuras en imágenes. De pequeño me agarraban de fotógrafo en reuniones familiares pero nunca me pagaron por ello. Hoy estudio marketing en la Pacífico y planeo empezar un movimiento para volver Celebrity Culture un curso obligatorio.

1 Comentario

  1. Quedé realmente enamorada del lugar con solo leer tu post, aunque realmente es la manera en que lo cuentas. Disfrutate mucho el viaje y lo transmites de manera increíble ❤️

Comments are closed.