6 beneficios de tomar agua con limón por las mañanas

0

Muchas veces los malestares o síntomas que sentimos vienen de un estilo de vida poco saludable, lo que significa que tenemos un cuerpo ácido; y cuando un cuerpo se encuentra mas ácido que alcalino, está mucho más susceptible a diversas enfermedades, virus y bacterias. Algunos de estos alimentos hacen que nuestro cuerpo se encuentre en un estado ácido:

  • El abuso de sal y azúcar refinada. 
  • Exceso de proteína animal
  • Exceso de alcohol

Pero gracias al limón y su poder antibacteriano, antiviral y su capacidad de estimulación inmunológica, podemos ayudar a no encontrarnos en este estado. Otro es su uso como una ayuda para la pérdida de peso, ¡ojo, ayuda! Nada es mágia, sobre todo el agua tibia de limón, porque el jugo de este cítrico es digestivo y ayuda a depurar el hígado.

Por ello, hoy les dejamos 6 beneficios de tomar agua con limón todas las mañanas:

  1. Alcaliniza el PH de tu cuerpo: No se confundan, el limón es ácido en sabor pero tiene un efecto alcalino en tu organismo. Esta fruta contiene tanto ácido cítrico como ácido ascórbico, ácidos débiles fácilmente metabolizados en el cuerpo, permitiendo que el contenido mineral de los limones ayude a alcalinizar la sangre.
Photo: Google

2. Limpia y activa intestinos y libera desechos y toxinas naturalmente: El jugo de limón ayuda a eliminar los materiales no deseados en parte porque los limones aumentan la tasa de orinar en el cuerpo. Por lo tanto, al tomar jugo de limón las toxinas se liberan a un ritmo más rápido, lo que ayuda a mantener la salud del tracto urinario. El ácido cítrico de los limones ayuda a maximizar la función de la enzima que estimula el hígado, contribuyendo a su limpieza y desintoxicación.


3. Activa tu metabolismo y mejora la digestión: l
os limones son ricos en minerales y vitaminas y ayudan a aflojar las toxinas en el tracto digestivo. Las cualidades digestivas del jugo de limón alivian los síntomas de indigestión, como el ardor, los eructos y la distensión abdominal.

  1. Estimula el sistema inmunitario: Los limones son ricos en vitamina C, que es ideal para luchar contra los resfriados. Son ricos en potasio, que estimula el cerebro y la función nerviosa. El potasio también ayuda a controlar la presión arterial.
  2. Limpia e hidrata el sistema linfático: El agua tibia de limón ayuda al sistema inmunitario mediante la hidratación y la reposición de los fluidos perdidos. Cuando tu cuerpo se ve privado de agua puedes sentir efectos secundarios como cansancio, disminución de la función inmune, estreñimiento, presión arterial baja o alta, falta de sueño o claridad mental.

  3. Ayuda a prevenir los antojos: Los limones son ricos en fibra pectina, que ayuda a combatir los antojos.

Y ahora te preguntarás, ¿cómo preparar esta bebida? ¡Fácil!

Photo: Google

 

  1. Debes utilizar agua purificada y esta debe estar tibia, no hirviendo. Evita el agua fría, ya que nuestro cuerpo tarda en procesarla y se necesita más energía para procesar el agua helada que la tibia.
  2. Usa siempre los limones frescos, orgánicos si es posible, y nunca el jugo de limón embotellado. Exprime 1 limón en tu vaso y tómalo a primera hora en ayunas.
  3. Agrégale 3cm de kion para darle más beneficios ya que también ayuda a mejorar nuestra digestión, reducir el colesterol, entre otros.

Recuerda que a mayor alcalinidad, menos enfermedades. Los virus, bacterias y hongos necesitan un cuerpo ácido para instalarse y reproducirse. Todos los alimentos procesados crean acidez, así que detente y mira bien lo que estás ingiriendo!