¿Comer cosas ricas y no engordar?

6

 

Posiblemente la pregunta que vengo recibiendo más en los últimos meses es la siguiente: ¿cómo comes tantas cosas ricas y no engordas? Y la verdad es que les mentiría si les digo que no engordo, les mentiría si les digo que todo lo que muestro en mis redes sociales es lo único que como, así que hoy decidí contarles toda la verdad acerca de este tema que a muchas de ustedes interesa.

Empiezo por decir que sí engordo. Lamentablemente no tengo el metabolismo ideal como algunas personas que pueden comer todo lo que quieran y su cuerpo lo procesa de alguna forma que los mantiene en forma siempre. ¿Quién no quisiera eso? Yo no soy una de esas personas. ¿Y saben que es lo peor? Que disfruto la comida como no tienen idea. ¿Es que es muy obvio en mis redes sociales? Me encanta comer, me encanta la comida chatarra, me encantan los dulces. Mi comida favorita del día es el desayuno, si pudiera comer un desayuno bufete todos los días sería la persona más feliz del mundo J Y como amante de la comida que soy, se que tengo que balancear los alimentos para poder mantenerme sana y en forma (o tratar).

Por otra parte, tengo que confesarles que no todo lo que publico lo he comido yo. A veces salgo a comer con Sebas, con alguna amiga o en familia, y veo un plato que me gusta mucho. Le tomo una foto y la publico para compartirlo con ustedes. Otras veces lo que ven lo como entre dos o entre tres. Deben pensar que me la paso comiendo y comiendo, pero ese tampoco es el caso. La mayoría de veces sí es mi comida, pero en otros casos como les comento, no.

Como y engordo como todos, pero a lo largo del tiempo he aprendido algunos tips que me ayudan a mantenerme en forma la mayoría del tiempo dándome los gustos que tanto me encantan, y hoy los comparto con ustedes:

  1. Agua: Tomo de 2 a 3 litros de agua al día. He conversado con diferentes nutricionistas que me aseguran esa es una de las claves para que la comida que entra a nuestro cuerpo no se convierta inmediatamente en grasa. Además de hidratarnos, limpiarnos y darnos energía, por supuesto.
  2. Desayunos: Lo más importante, y lo van a escuchar por todos lados, es nunca pero nunca dejar de tomar desayuno. Nuestro cuerpo se levanta y el organismo empieza a trabajar, y tenemos que darle algo para despertar al metabolismo. Si no lo hacemos, no sólo se sentirán mal, sino sus niveles de azúcar pueden aumentar y lo siguiente que coman horas después lo asimilarán el doble o el triple de lo normal. Por su salud, tomen desayuno siempre.
  3. Almuerzos: En mis almuerzos, como 50% el plato que quiera y 50% ensalada. Ese truco me lo dio mi nutricionista, quien no es la clásica nutricionista que pretende que cambiemos al 100% nuestro estilo de comer y nos dediquemos a las ensaladas. Me dijo que podía comer lo que quisiera (arroz con pollo, ravioles, lomo saltado, etc.) pero que eso sólo podría abarcar el 50% de mi plato. El otro 50% tendría que ser ensalada, de preferencia verduras crudas y verdes. Ella dice: “es el camioncito que se lleva la grasa”, y tiene 100% de razón.
  4. Cenas: En las noches trato de comer siempre menos que en el almuerzo. A excepción de algunas veces que salgo a comer o tengo algún evento especial, en las noches suelo comer cereales con leche, un pan pita caprese, ensalada de frutas o verduras, un vaso de yogurt, etc. Además, trato de comer siempre antes de las 9pm y así no comer nada más hasta antes de irme a dormir.
  5. Ejercicio: Salgo a correr o caminar (casi) todos los días. Salgo a caminar con Sammy, y en algunas ocasiones corremos juntos. Otros días salgo a correr, me pongo audífonos y disfruto de un rato para mi. Ya saben que es recomendable hacer al menos media hora de ejercicio al día.
  6. Compartir: Esto es clave, y es algo que vengo aplicando con Sebas ya hace un buen tiempo. Si salimos tratamos de compartir una ensalada y compartir un plato de comida. Usualmente compartimos el postre también. Ya saben que no sólo es lindo compartir, sino que también nos ahorramos algunas calorías.
  7. No a las gaseosas. Me encantan las gaseosas, no lo puedo evitar, pero desde hace un tiempo las he dejado de lado. Se podría decir que es lo que más engorda, y la verdad es que no vale la pena teniendo tantas cosas ricas y naturales. El agua tiene que ser nuestra mejor amiga, pero también podemos tomar jugos naturales, té helado, etc. Si estoy en el cine o en el chifa, probablemente tome una Inca kola cero (que yo se que no es recomendable) pero una vez a las mil podemos darnos el gusto.
  8. No se priven de las cosas que las hacen felices. Este último punto, y para mi más importante, es muy cierto. Me la paso viendo a chicas y chicos a mi alrededor que se alimentan a base de ensaladas, pollo sancochado, frutas, etc. y en el fondo no son felices con lo que comen. No me mal interpreten, si eso los hace felices, ¡qué mejor! Pero sé que hay muchas que simplemente por verse bien dejan de lado todas las cosas ricas que hay. Hay que hacer un balance.

Muchas veces he intentado hacer dietas estrictas y lo único que conseguía era estar de mal humor y rebotar rápidamente al comer algo rico luego. Es importante balancear nuestra alimentación, comer las cosas que nos gustan y dan placer, pero saber de qué manera hacerlo para mantenernos saludables. Yo sé que muchas personas 100% fitness pueden ir en contra de lo que les digo o lo que pienso, y lo respeto, pero yo creo que siempre es bueno darnos gustos y disfrutar de todas las cosas ricas que tenemos. Sobretodo si vivimos en un país como Perú, que por donde miren van a encontrar restaurantes deliciosos con propuestas para deleitar todos los paladares. Anímense a buscar ese equilibrio exacto en el que pueden darse algunos gustos, pero combinarlos con alimentos sanos, mucho agua y ejercicio, para lograr sus objetivos. Yo sé que no soy la chica más flaca, no tengo cuerpo de modelo de pasarela, pero estoy contenta conmigo misma y disfruto lo que como. Ya saben que lo más importante es estar felices con nosotras mismas, no exigirnos por los estándares de belleza que existen ser alguien que no somos ni mucho menos poner en riesgo nuestra salud por bajar esos kilitos demás. Las aliento a quererse como son, a mantenerse sanas y a nunca excederse ni obsesionarse con su peso o como se ven. ¡Todas somos lindas a nuestra manera, nunca lo olviden!

6 Comentarios

  1. Hola Natalia, que post tan genial, quisiera saber si puedes decirme quien es tu nutricionista please! Gracias 🙂

  2. Hola Natalia, comparto tus tips al 100%, aunque te aconsejo no beber más de 2 l. de agua al día porque sino sobrecargarás de líquidos tu cuerpo, que solo está habilitado para 1,5 l. También te aconsejo no cenar alimentos frescos en la noche (como frutas, verduras sin cocer, etc…), ya que son tremendamente indigestos porque no se digieren por la noche, acumulan líquidos, nos hinchan y están llenos de una energía que nuestro cuerpo no necesita para terminar el proceso de la metabolización de las calorías. Por la noche, preferible todo a la plancha o cocido.
    A mí me ha ayudado muchísimo! Saludos!

    Zelma
    http://www.missfairlady.com

  3. Hola Natalia, porfa puedes compartir con nosotras el nombre de tu nutricionista, me encantaria pasar consulta con ella. Gracias

Comments are closed.