La nueva tendencia que te hará perder la cabeza

    0

    No hay duda que el 2017 ha sido un año donde la nostalgia invadió miles de armarios, tras la reaparición de prendas, zapatos y accesorios provenientes de décadas pasadas. Si hablamos del calzado, podemos decir que los mocasines fueron coronados como los reyes de la tendencia, logrando convertirse en los zapatos más deseados de este año. En cuanto a accesorios, abramos paso al que tiene a miles perdiendo la cabeza, el sombrero tipo cadete.

    Photo: Google

     

    También conocido como “newsboy cap”, estos sombreros son considerados un trendy desde comienzos del año, pero no fue hasta hace poco cuando empezaron a protagonizar diversos titulares en revistas, blogs y videos de moda. Esta fiebre surgió después de que las supermodelos más conocidas de la actualidad como Bella Hadid, Emily Ratajkowski o Kaia Gerber fueran captadas llevándolos.

    La historia de este sombrero remota a los inicios de 1900, cuando era usado típicamente por los niños que repartían los periódicos. Sin embargo, se puede decir que fue la firma Louis Vuitton, quien reformó y reincorporo el newsboy  cap (también conocido como gorro tipo cadete) en las pasarelas del 2011, y este año, las gorras militares vuelven a invadir las pasarelas con potencia.

    La gorra con influencia militar pasó por una transformación digna del siglo XXI, cambiando la lana por el cuero y se le añadió un toque de rock con glamour. Ahora la puedes encontrar en distintos colores, tamaños y materiales, los cuales junto a su forma de copa estructurada, emanan actitud, confianza y estilo.

    Este sombrero es una pieza con bastante presencia y versatilidad, ya que puede ser usado en un look bastante casual como un par de jeans y una casaca o una falda o un blazer. El “news boy cap” te permite jugar entre lo casual o algo más elegante, dependiendo como decidas usarlo.

    ¡Ahora ya sabes cómo mantener tu cabeza al día con lo último de la tendencia!

    COMPARTIR
    Artículo anteriorERDEM X H&M
    Artículo siguienteLomas de Lachay: un bosque encantado a 2 horas de Lima
    Vivo motivada que algún día viajaré por todo el mundo y crearé suficientes memorias para llenar un libro. Sueño en grande sobre lo que amo y a quienes amo. Gran entusiasta de la comida, música y las saliditas con amigos. Entre mis debilidades se encuentran desde una hamburguesa hasta el típico gelato de domingos por las tardes. Fluida en sarcasmo y enamorada del arte en todas sus formas.