¿Planeas irte de intercambio?: Mi experiencia en Salamanca

0

Mil y un despedidas, una carta de tu mejor amiga, consejos, lágrimas, risas, maletas listas, una despedida más y el avión despegó. ¡Nos vemos en 6 meses!

Cada experiencia de intercambio es distinta pero ten por seguro que todos te dirán una misma frase: ¡Fue lo mejor de mi vida! Al comienzo sentirás muchos nervios por no saber lo que te espera: ¿tendré amigos de muchos países? ¿Viajaré mucho? ¿Conoceré a ese alguien especial?, pero cuando el avión se va alzando cada vez más hasta quedar encima de un colchón de nubes, miras por la ventana y sientes el mundo tan grande que todas las dudas y preguntas que rondan por tu cabeza se irán.

Si aún no decides irte de intercambio, te dejo 8 razones para hacerlo y que mejor lugar para convencerte que con Salamanca, España:

1. Sea la ciudad que sea, te llenarás de experiencias que nunca olvidarás. Para mí, la Plaza Mayor de Salamanca se convirtió en mi lugar mágico: cómplice de los secretos de madrugada y de cada risa compartida.

Fotos: La Guía

2. Conocerás personas de todas partes del mundo y con algunos de ellos sentirás que los conoces de toda la vida, como si el destino los hubiera juntado en el momento exacto.

3. Sentirás mucha calma y tranquilidad en hacer todo caminando, desde ir a estudiar hasta regresarte de las fiestas. No hay preocupaciones ni apuros. Te sabrás todas las rutas de memoria y ni querrás usar Google Maps porque tus pies ya conocerán el camino de memoria.

4. Su universidad es la más antigua de España y su biblioteca te dejará sin palabras. Cada vez que iba me sentía en un cuento. Sus escaleras esculpidas te transportan a un mundo de libros, música y películas que querrás aprovechar al máximo. Apenas llegues, te puedes sacar una tarjeta gratis y sacar lo que quieras.

5. ¡La fiesta nunca acaba! ¿La ruta? : un agua de valencia en Paniagua, unos chupitos y un bailecito en La Chupitería, unas cuantas cervezas en Irish Theater, un par de chupitos de manzana en Camelot y terminas en Kandhavia bailando cerca a la barra para reclamar el corazón morado (equivalía a un trago gratis para las mujeres). Y, después, convenía pedirte un buen kebab o un pan con tortilla de patata. En ese momento, sentías que era lo más rico del mundo.

6. Podrás ver una de las mejores puestas de sol al lado del Rio Tormes. Armar un picnic acompañado de tinto de verano Don Simón con tus mejores amigas será la mejor decisión.

7. Puedes jugar a contar los graffitis del Barrio Oeste de Salamanca e inspirarte.

8. ¡Aprovecha en viajar! Puedes encontrar pasajes baratos en Ryanair u otras aerolíneas low cost, y por qué no aventurarte en ir en bus o en Blablacar. ¡Ahorra y viaja más!.

Si eliges otra ciudad, recuerda que cada lugar es especial y podrás construir tu propia película. El único consejo para el rodaje: no pienses dos veces y acepta todas las nuevas aventuras porque al regresar revivirás esa parte de ti que no puede quedarse en un solo lugar, querrás explorar y descubrir nuevos lugares. Esa es una de las razones por la que, junto con una de mis mejores amigas, creamos De Pasada, mi motivación para sentirme de intercambio cada vez que visito un lugar.

Un abrazo,

Xime

COMPARTIR
Artículo anteriorKarl Lagerfeld x Vans: La nueva colección
Artículo siguiente6 consejos para que por fin tengas esa sonrisa que quieres
Lo que buscamos: Experiencias nuevas. Desde subir espectaculares montañas hasta probar nuevos cafés - Lo que nos apasiona: explorar con los de siempre y con los de casualidad nos cruzamos - Lo que nos motiva: De Pasada ¿Aún no nos sigues? Instagram : @depasadatips