#Ranking: 6 restaurantes mexicanos que tienes que probar, wey

0

Como para no perder la costumbre, una vez más vuelven los rankings de jueves por la noche. El viernes chico, como dirían algunos, es el día perfecto para mapear un buen plan para el fin de semana. Ya sea con tus amigos; tu flaca oficial o la no-oficial, también vale; tu familia o incluso solo. Nunca hay excusa suficiente para perderse la oportunidad de unos tacos bien sazonados o un burrito que ni siquiera cabe en su plato.

Para todos aquellos que, como yo, viven para comer, aquí va una lista de restaurantes mexicanos en Lima que debes probar si te haces llamar amante del país tequilero.

Órale, que te enamoras

El Taco Naco

La casa del taco mexicano por excelencia. Como para sacarse ese antojo, ese clavo que pide a gritos desde el fondo de tu más voluble versión, un taco, enchilada, nachos o lo que sea. Aquí no hay pierde. Ideal para comer algo al paso, pues el local es reducido. El lugar, además de servir a su público, ofrece servicios de catering de comida mexicana para eventos. Así de bueno es. Está ubicado en Av. Velasco Astete 2012, Santiago De Surco.

Foto: Difusión

Como Agua para Chocolate

El lugar es un cálido y acogedor restaurante que tiene un bar holandés con jugos de mesa en la azotea. Realmente un buen plan por su ambiente relajado y espacioso. Como para ir con toda tu mancha. Y, olvídate, un burrito recién hecho y con los ingredientes más originales de la gastronomía mexicana es solo una de sus fortalezas. Si a eso le sumas su colorida ambientación, te sentirás en un pedacito de México. Encuéntralo en Pancho Fierro 108, San Isidro.

Foto: Difusión

Burrito Bar

Barranquino. Bohemio. Burrito Bar es otro infaltable de la lista. Sus tortillas de maíz hechas a mano son cosa seria y las de harina artesanal rellenas con carne a elección del comensal, frijoles, verduras, arroz, salsas y queso son solo algunos de los elementos que se pueden escoger y te van a enamorar. Fresco y sabroso. Un local acogedor, solo para conocedores. Búscalo en Av. Miguel Grau 113, Barranco.

Foto: Difusión

Chinga Tu Taco

El hermano menor del restaurante Jerónimo, Chinga Tu Taco es del misísimo Moma Adrianzén, el reconocido chef. Se trata ni más ni menos de la primera taquería auténticamente mexicana de Lima. No gratis es uno de los mejores -si no es ya el mejor- locales del país tequilero en nuestra capital. Anímate a visitarlo en Av. Mariscal La Mar 1300, Miraflores.

Foto: Fanpage Chinga tu Taco

La Burrería

La barra de este restaurante mexicano guarda una eternidad de ingredientes diferentes. Todos para crear tu taco favorito al viejo estilo tex-mex influenciado por un toque clásico. La variedad es grande. Desde pollo a la braza y chancho al cilindro, hasta alternativas completamente vegetarianas. Todo depende del gusto. Los cocineros elaboran los pedido en el momento, a vista y paciencia de todos, como para ilustrarse con lo mejor de la gastronomía. Halla esta locura en Av. Caminos del Inca 236, Surco.

Foto: Difusión

No Te Rajes

Con una trayectoria de más de 25 años en el mercado limeño, No Te Rajes es el restaurante que reúne la cuota exacta entre sabor y calidad. Desde deliciosos elotes (choclo) al mexican style hasta quesadillas y nachos, pasando -obviamente- por los tacos y burritos. Aquí hay que pensar muy bien antes de pedir, porque con todo se gana. Ubícalo en Av. Alfredo Benavides 1083, Miraflores.

Foto: Difusión
COMPARTIR
Artículo anteriorDelivery Gourmet: opciones para comer de lujo en casa
Artículo siguienteUn plan diferente: Conoce una laguna en medio del desierto
A mi dame un poco de música, un buen spot y si hay un sunset por ahí, mucho mejor. Si a la situación le agrego mi slackline y buena compañía, no necesito más. Me gustan las historias, pero las reales, las de carne y hueso. Esas que te hacen vibrar. Me gusta la fotografía. Soy fan de aquellas fotos que merecen guardarse para siempre, pero en la mejor cámara: la memoria. También me gustan los retos, esos que asustan, pero más que susto, motivan. Ah, claro, y casi me olvido de lo más importante: soy chileno, obvio; con sangre peruana, por supuesto.