Tips para decirle adiós al azúcar

0

Uno de los alimentos que debemos evitar cuando queremos empezar un estilo de vida saludable es el azúcar refinado. A medida que conocemos mejor los efectos nocivos que tiene sobre nuestra salud, nos volvemos mucho más conscientes de lo crítico que es su consumo.

Tengamos en cuenta que cuando hablamos del azúcar, nos referimos a que no sólo se trata del azúcar que le agregamos al café o jugos, también se trata de la cantidad de alimentos que consumimos a diario y que contienen este tipo de azúcares.

Hoy en día, la cantidad de azúcar que consume nuestra sociedad es muy grande. Según explica el Dr. Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo de la OMS, «el azúcar no es necesario desde el punto de vista nutricional. La OMS recomienda que, si se ingieren azúcares libres, aporten menos del 10% de las necesidades energéticas totales; además, se pueden observar mejoras en la salud si se reducen a menos del 5%. Esta proporción equivale a menos de un vaso de 250 ml de bebida azucarada al día».

Si consideramos que el azúcar está presente en la mayoría de alimentos procesados, incluso en aquellos que jamás hubiésemos imaginado, es bastante difícil quitarse el hábito para algunos ya que el cuerpo se acostumbra a consumirlo diariamente, más no imposible.

Por ello, hoy les hemos traído algunas recomendaciones fáciles de adaptar en nuestra vida para que podamos eliminar el azúcar de nuestra alimentación y podamos disfrutar de otras alternativas saludables, sin perjudicar nuestra salud ni provocar desequilibrios del azúcar en la sangre. Al hacer esto, vamos a darnos cuenta de los cambios positivos que tendremos en nuestra salud, como por ejemplo: mantener un sistema inmune más fuerte, incremento de energía, mejora de la flora intestinal, equilibrio hormonal, estabilidad emocional y claridad mental.

¿Cuáles son algunos de los alimentos debemos evitar?

  • Alimentos procesados y envasados
  • Jugos envasados con azúcares añadidos
  • Bebidas gaseosas
  • Azúcar refinado
  • Pasta y pan blanco

 

¿Qué podemos agregar para sustituir el azúcar?

  • Stevia (ojo, tener cuidado con algunas “stevia” a las cuales agregan otros ingredientes dañinos)
  • Azúcar de coco
  • Yacón
  • Miel de maple (ojo, que no esté con azúcares añadidos, debe ser 100% maple)

¿Qué más puedo incluir en mi vida diaria?

  • Consumir alimentos dulces como la zanahoria o el camote. (yo siempre trato de agregar la zanahoria en casi todos mis extractos, calma mis ganas de querer comer a cada rato dulce, puedes probarlo y si te funciona, incorporarlo.)
  • Intercambiar frutas de índice glucémico alto por frutas de índice glucémico bajo, como frutos del bosque, manzana, pera y sandía.
  • Que no falte la proteína en tu alimentación.
  • Lee las etiquetas de cada producto que consumas: Esta es posiblemente la cosa más importante para hacerte cargo de los alimentos que estás por consumir. Para cualquier bebida, cereales, paquete, barritas de energía, o cualquier alimento que compres, lee la etiqueta. Te dirá todo.
  • Otra forma muy fácil de detectarla en las etiquetas de nutrición es cuando vea las palabras como sacarosa, maltosa, dextrosa, fructosa, glucosa, galactosa, jarabe de maíz alto en fructosa, etc., hay una buena probabilidad de que sea azúcar.
  • Deja de lado los edulcorantes artificiales. No contienen calorías, sino que también no contienen ningún valor nutricional para que tu cuerpo quiera más y más de ellos. La química no se combate con química. Tu paladar no se modificará si cambias un azúcar refinado por un edulcorante.

¡Dile adiós al azúcar y verás lo bien que te vas a sentir, tu cuerpo te lo agradecerá!

 

COMPARTIR
Artículo anterior¡ Los 5 destinos más instagrameables en Perú!
Artículo siguiente5 looks de maquillaje para tu próximo festival
Comunicadora de profesión y chef saludable por pasión. Hace unos años inicié una aventura con Armónica Café con el propósito de demostrar que lo rico y lo sano sí van de la mano y Mark Zuckerberg felicitó el emprendimiento! Creo ciegamente que con constancia y esfuerzo se puede lograr todo lo que te propones.

Deja un comentario