El refugio de los deseos

1
 Herrajes para la energía, manos poderosas para el trabajo, semillas para la plata, lagrimas de virgen para la abundancia, chasca margaritas contra la envidia, nuez moscada para el mal viento, calaveritas contra las ojeadas, herraduras de caballo para la suerte.

Una hilera de puestos de chamanes y curanderos se apiñan en un holgado pasillo. Sobre ellos, cientos de canastitas de colores rebosan de amuletos, inciensos y montículos de imanes que se moldean en curiosas figuras. En sus trastiendas, detrás de unas tornasoladas cortinas, se consuman los más peculiares rituales. Golpean los hombros de mujeres con ramos de flores, serpentean huevos por el cuerpo, se comienza un dialogo entre el adivinador y el visitante, se inicia un diálogo a través de la lectura de la coca.

La Feria de los Deseos es un refugio en el Parque Pedro Ruiz Gallo en Lince que condensa lo espiritual, el sincretismo de la cultura andina (sobre todo desde Puno, Cusco y Ayacucho) y, por qué no, la extravaganza. Cientos de personas visitan este espacio en busca del amor, la suerte, la salud, el dinero hasta una visa para Estados Unidos.

Cada puestito tiene lo suyo. Casas  para quienes quieran comprar una vivienda propia; bebes para quienes busquen tener hijos; una maleta para los que deseen empezar a viajar; fajos de dinero (sin valor legal) para la riqueza; corazones para quienes prefieran encontrar el amor; huacos eróticos para atraer el buen sexor. Eso sí, todo en miniatura y para llevar. Uno puede comprar lo que desee atraer en su vida, siempre antes pasando por el tradicional ritual de chamanería.

También hay para quienes les gusta a la medida. Los chamanes y curanderos fabrican amuletos a la necesidad. Colas de zorro, dientes de ajo enormes, pirámides de cristal con Alasitas, metales imantados, piedras de colores y figuras andinas.

Para los que no sea suficiente estas piezas, dentro de la feria también realizan limpias de aura, toman el pulso para reconocer “cualquier” enfermedad o daño, venta hierbas aromáticas y medicinales, la lectura de la tradicional hoja de coca, baños de florecimiento con flores y mixturas, pasada del huevo de avestruz y del cuy.

“Lo que usted necesite, hermanita”, así te dan la bienvenida.

A tener en cuenta:

  • La feria va hasta el 10 de enero. Se encuentra en el parque Pedro Ruiz Gallo, en la plaza central del distrito de Lince.
  • Los precios oscilan entre los S/. 2 hasta S/. 100, dependiendo del tamaño de la pieza. Los rituales van desde los S/. 10. Toda compra es en efectivo.
  • Si uno desea adquirir amuletos para regalar, deberá dar el nombre de la persona e igualmente hacer el ritual.
  • Más información: www.facebook.com/feriadelosdeseos/?fref=ts
COMPARTIR
Artículo anterior5 Tips para cuidar la piel en verano
Artículo siguienteTips de último minuto!: Maquillaje para año nuevo
Con una tendencia innata al constante aburrimiento, siempre fui propensa a buscar el cambio con el movimiento como estandarte. Así, me llené de viajes. Creo en los orgasmos cerebrales provocados por el sonido del despegue de un avión o el que produce las llantas de un auto al arrancar. Me enamoro de los lugares que visito, tanto que a veces me cuesta compartirlos.

1 Comentario

Comments are closed.