Descubre qué restaurante se ajusta perfecto a qué ocasión

0

En gustos y colores no han escrito los autores, partamos por ahí. Y es que en el Perú se come bien, pero ―por sobre todo― se come rico. La cantidad de restaurantes y huariques en el país es, seguramente, casi imposible de contabilizar considerando que aún existen muchísimos establecimientos informales caletas que se extienden por todas y cada una de nuestras provincias. En esos locales (gracias Dios) también se come de lujo. Es que los peruanos, por naturaleza, saben cocinar. Y si por algún motivo no lo hacen, saben disfrutar de un buen plato de comida. ¿Será un gen? Quién sabe, pero de que hay calidad, la hay.

Las ocasiones y circunstancias en esta vida son infinitas, casi tanto como las posibilidades y alternativas para escoger un buen restaurante en el Perú. Así que aquí va, humildemente, una selección de propuestas para diversos escenarios. Como ya es costumbre, para todos los gustos y para distintos bolsillos.

Para relajarte y desconectar

Dicen que para todo mal, el mar; y para todo bien, también. Bueno, después de eso no hay mucho más que especificar. BuenaVista Café está al aire libre y ofrece una espectacular vista al mar, desde la cruz chorrillana hasta La Punta del Callao. Está situado en pleno malecón de Miraflores (exactamente en la cuadra 15 del Malecón Cisneros) y es el spot perfecto para olvidarse de todo por un momento, ya sea solo o acompañado. Como para aprovechar los últimos días de calor que nos promete el indeciso clima limeño. ¿Lo mejor de todo? Es petfriendly así que no la pienses en llevar a tu compañero de 4 patas.

Foto: Facebook

Para bajar con el Club de Toby

Siempre es necesaria una salida entre patas y unas chelas nunca son mal plan, sobre todo si de lúpulos artesanales se trata. Rubina o morena, la que quieras está bien. Eso da igual en BarBarian (tiene varios locales en Lima. En Miraflores está el primero, seguido del de Barranco). Acompañarlo con unas alitas picantes o una salchipapa de papas nativas… Uf, pa qué te cuento? Mejor inténtalas tú.

Foto: Facebook

Para un lonche de primera

Té calientito con una torta o cheesecake. Tal vez un plato de fondo y un buen vino. Cualquiera es una buena opción en Las Bolenas TeaRoom & Restaurant (Avenida Reducto 1290, Miraflores). Con buena compañía no se diga más, aunque si la piensas bien, nunca está demás darse un engrío y salir a un lugar bonito tu solx. Las Bolenas es petfriendly y dispone de un jardín donde puedes compartir con tu fiel amigo en el pasto, en el más estilo inglés. Si te quieres poner millennial, ten presente que es bastante instagrameable.

Foto: Facebook

Para cuando te baja el sabor tropical

Directamente de la región amazónica, ámaZ (Av. La Paz 1079, Miraflores) es el restaurante que trae lo mejor de la comida de nuestra rica selva en presentación gourmet. Su versatilidad da la oportunidad de ir con amigos, familia, pareja o compañeros de la chamba. Lo único importante ahí son los patacones, juane y las cecinas. En cualquiera de sus gloriosas presentaciones. Además cuenta con una barra que ofrece tragos solo para valientes.

Foto: Facebook

Para olvidar ese bendito antojo

Seamos honestxs, todxs tenemos antojos de vez en cuando. Si te sientes mal satisfaciéndolos o no, eso ya es otra historia. Pero, ¿qué mejor sería que poder cumplirlos de forma sana y natural desde la selección de sus insumos? Al parecer Armónica Café tiene la respuesta. Situado en Av. La Mar 1167, Miraflores, propone alternativas saludables a toda hora. Mañana , tarde y noche puedes encontrar una opción para quedarte tranquilo y callar ese monstruo hambriento que llevas dentro.

Foto: Facebook

Para una hamburguesa divertida

Entrar es como participar en una película de los 50. El piso a cuadros blancos y negros, sillas y sillones encuerados con rojo, mesas metálicas y una barra que da hacia la cocina te trasladan a otros tiempos. Johnny Rockets (Av. Emilio Cavenecia 122, San Isidro) ofrece toda una gama de hamburguesas así que ahí no hay pierde. Las papas tienen queso y tocino, con eso te digo todo. Lo más característico de este lugar es, quizás, su baile a determinadas horas en el que cocineros, meseros y hasta cajeros mueven el toto.

Foto: Difusión

Para sorprender un día especial

La belleza de Cosme se vive por todos lados. Entrar es una experiencia completa. Su pequeño local de San Isidro es más que suficiente para sorprender a cualquiera de sus comensales. Será por su espectacular propuesta culinaria o, tal vez, por los colores que cuelgan del techo. Si te fijas con mayor detalle, te das cuenta que se tratan de botellas de agua recicladas. Y es que James Berckemeyer, el chef de Cosme, se encargó de que todo en el local quede a la perfección. Está ubicado en la calle Tudela y Varela 160 de San Isidro.

Foto: Difusión
COMPARTIR
Artículo anterior6 consejos para un estilo de vida más saludable
Artículo siguiente¡ Los 5 destinos más instagrameables en Perú!
A mi dame un poco de música, un buen spot y si hay un sunset por ahí, mucho mejor. Si a la situación le agrego mi slackline y buena compañía, no necesito más. Me gustan las historias, pero las reales, de carne y hueso, esas que te hacen vibrar. Me gusta la fotografía, soy fan de aquellas fotos que merecen guardarse para siempre, pero en la mejor cámara: la memoria. También me gustan los retos, esos que asustan, pero más que susto, motivan. Ah, claro, y casi me olvido de lo más importante: soy chileno, obvio; con sangre peruana, por supuesto.

Deja un comentario