La Punta, rinconcito mágico

    0

    El distrito de La Punta tiene una esencia única y mágica. Queda en el Callao, es como una islita alejada que cuando entras te sientes en un pueblito diferente con mucha onda y buen gusto. Planear un día ahí, sea por un feriado o un día del fin de semana, es una gran decisión. Salir por un momento de la rutina ajeteadra de Lima e irte a respirar aire fresco, ver el mar, comer delicioso y poder hacer planes totalmente fuera de lo común es lo increíble del distrito. La gente es muy cálida, todos son buenas vibras y lo mejor de todo ¡es que todos se conocen! Es increíble como la gente camina y se saludan todos con todos, claro, porque es un distrito de 9 cuadras.

    Por eso el día de hoy te dejo unos tips para un full day: cuando tengas ganar de salir de la rutina y darte una vuelta por La Punta, estos son mis lugares preferidos (y que a muchos ya les encantan) #PunteñaApproved

    Photo: Google

    Tomar desayuno en Panarello, la panadería más antigua de La Punta y la más concurrida por su gran variedad de panes clásicos; ¡el francés y el chancay es lo que más gusta a todos! Además cuentan con una cafetería, donde ofrecen el mejor pastel de acelga de Lima, unas empanada de picadillo espectacular, la butifarra es un must y claro, sus jugos para acompañar tu desayuno son básicos.

    Photo: Google

    Luego caminar por la costa contemplando la isla San Lorenzo, tirando piedras al mar  Cantolao y respirar aire profundo y brisa marina es delicioso. Además sigues caminando y está el pintoresco malecón y la arenilla, ¡son espectaculares! Desde aquí se ve toda la Costa Verde, una imagen que no logras en ninguna otra parte de la ciudad. Es un gran plan llevar mándala y perderte con la vista que es realmente un privilegio.

    Cuando el hambre empieza a apretar nuevamente, les recomiendo un almuerzo en mi restaurante favorito dentro de este pequeño pueblito: Taller Razeto. ¡Recién ha cumplido un año desde su inauguración y es el preferido por todos! La comida es espectacular, ya que son pastas artesanales, desde las entradas hasta los postres ¡son un espectáculo para el paladar! Acompañarlo con una copa de vino es la combinación perfecta para disfrutar tanto este almuerzo. Tienen variedad de postres también hechos por ellos, cada uno mejor que el otro. Para mí, el mejor postre es el cheesecake de frutos del bosque, le agregan una salsita espectacular que al probar un poquito ¡no podrás parar! Los platos son súper bien servidos, por lo que compartir es una gran opción para así probar de todo un poco y no quedarse con las ganas. Te recomiendo hacer reserva con tiempo, porque es un restaurante muy solicitado y no es muy grande, por eso si tienes planeado ir asegúrate una reserva de dos a tres días antes para que no te des con la sorpresa de encontrar todas las mesas reservadas y sin cupos libres.

    Photo: Facebook
    Photo: Facebook

    Anímate, sal de la rutina y date una vuelta por La Punta, este distrito te da muy buenos atardeceres, buena vibra, te motiva a tener largas charlas en mandala y por supuesto, y lo que más nos gusta, ¡comer delicioso!